Cómo incluir la anguila en la dieta infantil sin morir en el intento

Cómo incluir la anguila en la dieta infantil sin morir en el intento

El pescado es uno de esos alimentos que sabemos que no puede faltar en la alimentación de los más pequeños de la casa. Es una fuente importante de proteínas de alto valor biológico, vitaminas (A y D, sobre todo) y minerales (calcio, yodo y selenio). Además, es suave, tierno y fácil de digerir.

 

Sin embargo, tampoco es ninguna novedad que muchos niños se niegan a comer alimentos saludables. Frutas, verduras, hortalizas, legumbres… y también pescado. Pero eso no significa que debamos resignarnos a intentar incluir la anguila y el pescado en general en los hábitos nutritivos de nuestros hijos.

 

¿A partir de qué edad pueden consumir anguila los niños?

 

El pescado se clasifica principalmente en tres categorías según su % de contenido en grasa: blancos, semigrasos o azules. Y la anguila pertenece a este último grupo, los pescados azules.

 

Así, por su alto contenido en ácidos grasos Omega 3, vitamina D y vitamina A, su consumo se recomienda en niños a partir de los 18 meses. ¡Sí! Pueden comenzar a comerlo desde bien pequeños. Pero…si te has preguntado cómo puedes incluir la anguila en su dieta indefinidamente, estás en el lugar indicado. ¡Toma nota!

 

Al grano: trucos para incluir la anguila en la dieta infantil

 

A continuación te damos algunos consejos para que los pequeños de la casa no solo comiencen a comer este delicioso pescado. Nuestro objetivo es que disfruten comiéndolo como cualquier otro de los platos que adoran.

 

Introduce la anguila en su dieta poco a poco

Si tus hijos no sienten especial cariño por el pescado, la mejor forma de incorporarlo a su alimentación es poco a poco. Comienza por mezclarlo con otros ingredientes que sí le gusten, con garbanzos o purés, por ejemplo.

 

A medida que pasen las semanas, puedes ir aumentando las cantidades hasta llegar a servir uno o varios filetes completos.

 

Cocina con ellos: unos cuantos delantales ¡y a pasarlo bien!

 

Haz que participen en el proceso de preparación de la comida. Es un rato muy entretenido entre niños, aprenden muchas cosas y conciben los platos de otro modo. ¡Desata su creatividad! Deja que emplaten la comida a su gusto y la decoren con sus guarniciones favoritas.

 

 

Adapta la anguila a sus platos favoritos

 

Un buen modo de asegurarte que coman anguila es adaptándola a sus gustos. Prueba a preparar unos filetes de anguila fresca rebozadas al estilo escalope o a añadir algunos trozos de anguila en su plato de pasta favorito. ¡Quedan de vicio!

 

 

Y tú, ¿qué trucos utilizas para incluir alimentos y productos sanos en la dieta de tus hijos? Compártelos con nosotros aquí o en nuestras redes sociales. ¡Os leemos a tod@s!

 

www.instagram.com/angulas_roset

www.facebook.com/angulasyanguilasroset/

Deje su comentario