Delta del Ebro


A unos 200 km de Barcelona, en la provincia de Tarragona, se encuentra la segunda zona húmeda más importante de España (por detrás del Parque Nacional de Doñana) y la más grande Cataluña, el Delta del Ebro. Es un enclave de gran valor biológico en Europa y con sus más de 320 km es uno de los hábitats acuáticos más importantes del Mediterráneo occidental.

El Ebro, considerado el río más caudaloso de España, baña estas prolíferas tierras mediterráneas y ha propiciado la formación de numerosos hábitats. El Delta se caracteriza por su forma de flecha y penetra unos 22 km en el mar, dando origen al tercer mayor delta del Mediterráneo tras los del Nilo y el Ródano. El clima en la zona es moderado y la humedad alta.

En el humedal del delta encontramos cientos de especies de fauna vertebrada, especialmente aves. Se han contado 316 especies de aves comunes y unas 360 de las 600 existentes en Europa. En este lugar nidifican 95 especies, muchas hibernan y reposan durante las migraciones y avistarlas es toda una aventura para cualquier visitante.

En este enclave único podemos encontrar también extensas lagunas, suelos salinos, dunas y los arrozales, que forman una parte fundamental de los paisajes del Delta. Las angulas aprovechan el gran entramado de puntos de agua dulce, como el sistema natural fluvial, las redes de riego agrícola y las acequias para iniciar su migración a aguas continentales donde continuarán con su desarrollo y en este entorno se lleva a cabo la gran tradición pesquera de Angulas y Mariscos Roset desde hace más de 50 años.

De sus 320 km2, un 20% son áreas naturales, un 75% zonas cultivables y un 5% zonas urbanas, por lo que podrás descubrir uno de los lugares más tranquilos y menos poblados del litoral catalán. La agricultura, la acuicultura, el turismo y la pesca son los principales motores económicos de la zona.

El Parque Natural ofrece una amplia gama de itinerarios a pie, en bicicleta, canoa o caballo. Declarado reserva de la biosfera, es un entorno ideal para disfrutar de la naturaleza, los deportes acuáticos, avistamiento de aves y  una excelente gastronomía. La isla de Buda es uno de los principales atractivos turísticos del Delta del Ebro, cuenta con una laguna central de gran tamaño y lagunas inmersas en un carrizal (conocidas localmente como “quemados”).

delta-ebre-roset-playa
delta-ebre-roset-arrozal

El paisaje de la zona es totalmente plano, lo que permite a los turistas recorrer a pie o en bicicleta sus maravillosos paisajes. En el interior hallamos extensos arrozales y en el litoral los cañaverales y los juncales predominan en el paisaje. En este espacio de flora y fauna únicos y de un valor incalculable, podemos encontrar el Parque Natural del Delta del Ebro, entre las comarcas del Bajo Ebro y el Montsià, en la parte más meridional de Cataluña. Esta zona fue declarada parque natural en 1983 y forma parte de la Reserva de la Biosfera de Tierras del Ebro.

Además, kilómetros de playas de fina arena y escaso oleaje forman la costa del Delta, destacando las playas del Migjorn; la del Serrallo; del Eucaliptus y la del Trabucador, una manga de arena de más de 10 km con mar a ambos lados del arenal.

En este entorno de riqueza incomparable nace Angulas y Mariscos Roset, una empresa que, generación tras generación,  se ha ganado el reconocimiento en toda Europa por su tradición y compromiso con los habitantes del Delta del Ebro donde, rodeados de paisajes incomparables seleccionamos y estocamos los mejores ejemplares para nuestros clientes.