Crema de calabaza con anguila

Crema de calabaza con anguila

La calabaza es el producto de excelencia en Halloween, pero más allá de servir de decoración con imágenes terroríficas y velas en su interior, es una verdura rica en vitaminas con pocas grasas y carbohidratos. Todo esto y más, lo descubriremos en esta receta de crema de calabaza con anguila.

Esta dulce verdura de color anaranjado se caracteriza por poseer propiedades depurativas gracias a su alto contenido en agua (90%). Además, nos aporta vitaminas A, C, E y diferentes subtipos B, como el ácido fólico, tan esencial durante el embarazo. Respecto a los minerales que podemos encontrar son: potasio, calcio, magnesio, hierro y zinc. Podríamos seguir nombrando los numerosos beneficios de este gran alimento. Sin embargo, más allá de su gran beneficio para nuestra salud, es un producto versátil que puedes preparar de mil formas.

Hoy os mostramos los pasos a seguir para elaborar una deliciosa crema de calabaza con anguila, que puede ser ahumada, nuestro famoso chapadillo o shirayaki, según tus preferencias.

Tiempo de preparación: 30 minutos

Ingredientes

Para dos personas, los ingredientes necesarios para elaborar la receta son los siguientes:

  • 800 gr de calabaza natural o envasada al vacío
  • 1 cebolla de tamaño mediano
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco
  • Agua mineral
  • Pimienta negra
  • Sal

Cómo preparar la crema de calabaza con anguila

El primer paso para llevar a cabo la receta de crema de calabaza con anguila es picar la cebolla y rehogarla a fuego lento en una sartén con aceite de oliva y una pizca de sal. Mientras tanto, pelamos la calabaza, en caso de que la hayamos comprado natural, y la troceamos en dados de tamaño pequeño.

Cuando tengamos todos los dados de calabaza, los ponemos en la sartén junto a la cebolla que estará ya cogiendo un color dorado. A continuación, vamos salteando a fuego lento ambas verduras hasta que consigan un color dorado. En ese momento iremos añadiendo agua hasta cubrir la superficie de los vegetales. Llevamos a ebullición y dejamos cocer durante unos 4 o 5 minutos.

El último paso es retirar el fuego, triturar para evitar grumos y añadir sal hasta que esté a nuestro gusto. Llegados a este punto solo nos queda emplatar y decorar la superficie de la crema con la anguila que más nos guste. En el caso de la anguila ahumada, no es necesario cocinarla, pero si eliges esta o cualquier otra puedes hacerlas unos minutos a la plancha para calentarlas.

Finalmente, decoramos el plato con perejil, pimienta negra y nuestro abanico de anguila. ¡No te va a defraudar!

Consejos para una crema de calabaza con anguila más deliciosa

  • Si prefieres una textura más cremosa puedes añadir unos quesitos antes de triturar la calabaza y la cebolla.
  • Si al contrario, prefieres una textura más ligera tipo caldo, solo tendrás que añadir más agua.
  • No hace falta que te limites a incluir un tipo de anguila. Por ejemplo, puedes hacer pequeños picatostes de anguila, troceándola en cuadraditos y probar la que más te guste.

 

Deje su comentario