Crepe de espinacas con anguila ahumada

Crepe de espinacas con anguila ahumada

Tiempo de preparación: 1h.

El crepe de espinacas con anguila ahumada es una receta saludable y divertida para preparar con los niños. Una manera de introducir la comida sana a los más pequeños de la casa y con la que, además, pasaréis un buen rato cocinando juntos.

¡Seguro que has preparado crepes antes! Pero, probablemente, no habrás preparado un crepe de espinacas con anguila ahumada. Muchas veces nos decantamos por utilizar los mismos ingredientes y cocinar platos que sabemos con seguridad que nos gustan, pero, ¿por qué no atreverse con platos y sabores nuevos? Estamos convencidos de que te sorprenderás.

A día de hoy, que la comida saludable está tan de moda, es el mejor momento para lanzarse con este plato sano y delicioso. A continuación, os mostraremos los pasos para crear vuestro propio crepe de espinacas con anguila ahumada del Delta del Ebro. ¡Una auténtica delicia para saborear en cada bocado!

 

Ingredientes:

Ingredientes para los crepes:

  • ½ taza de espinacas hervidas (blanqueadas) y escurridas
  • 170 g. de harina común
  • 3 huevos
  • 1 ½ taza de leche
  • ½ cda. de mantequilla derretida
  • ½ cda. de aceite
  • 1 pizca de sal
  • Mantequilla para cocinar los crepes

Ingredientes para el relleno:

  • Anguila ahumada a filetes Roset
  • 1 taza de ricota
  • 1 taza de mozzarella rallada
  • ¼ copa de vino blanco
  • 1 cda. de ajo en polvo
  • Sal, pimienta y oliva
  • Perejil picado
  • Semillas de sésamo

 

Cómo preparar el crepe de espinacas con anguila ahumada

En primer lugar, vamos a preparar la masa. Colocamos todos los ingredientes en un bol y los batimos a mano o con una licuadora hasta conseguir una masa homogénea. La dejamos enfriar en la nevera durante mínimo 30 minutos. Si deseas una textura uniforme, puedes triturar las espinacas antes de mezclarlas con los ingredientes para evitar los grumos.

Pasado este tiempo, ya podemos comenzar a elaborar los crepes. Para ello, calentamos en una sartén un poco de mantequilla y agregamos la masa líquida repartida uniformemente. Los crepes deben tener un poco más de volumen que un crepe normal para poder armar los rollos sin que se rompan.

Vuelta y vuelta y ya tendremos listo el primer crepe. Para los siguientes, repite el proceso echando previamente un poco de mantequilla en la sartén para que no se pegue la masa.

 

Para el relleno, rehogar en una sartén los pimientos cortados a tiras, incorporar el vino y dejar que se evapore el alcohol. Añadir, ajo en polvo, sal y pimienta y reservar.

La anguila ahumada no hace falta cocinarla, ya que en Angulas Roset  la comercializamos lista para comer.  Si lo deseas, puedes rehogarla un poco en el fuego para calentarla. Si prefieres otros formatos de anguila ahumada que no sea en filetes, en Angulas Roset también disponemos de anguila ahumada a trozos, anguila ahumada desmigada o anguila ahumada entera.

 

Ahora, simplemente debes montar los crepes: colocamos el crepe en un plato, untamos la ricota, la mozzarella, el relleno de anguila y hacemos un rollo. En este paso hay que prestar atención en no excederse con el relleno para que no se desborde por los lados.

 

Para emplatar, cortamos los rollos por la mitad y los colocamos en vertical encima del plato, echamos las semillas y ¡listo!

 

 

Consejos para el crepe de espincas con anguila ahumada

  • Para unos crepes más saludables, puedes sustituir la harina blanca refinada por harina integral o harina de centeno.
  • ¡Juega con las verduras! Cambia el relleno de los crepes con espinacas y anguila sustituyendo los pimientos por calabacín, berenjena, brócoli, lechuga, zanahoria…¡Combínalo con las verduras que más te apetezcan!
  • Para los más golosos:  sustituye la anguila ahumada por nuestra anguila kabayaki. ¡El resultado es realmente asombroso!

Deje su comentario