Guiso de anguila con castañas

Guiso de anguila con castañas

El otoño ya está aquí y van apeteciendo platos calentitos, originales y con productos de temporada. La idea que os traemos hoy, un guiso de anguila con castañas, aúna una de las estrellas de este momento del año con nuestra anguila, mostrando una vez más las múltiples aplicaciones de este producto tan versátil.

Uno de los clásicos gastronómicos del otoño es la castaña. Se trata de un fruto seco de cáscara muy apreciado por su alto contenido en fibra y minerales, así como por su versatilidad a la hora de ser consumida. Desde su uso como tentempié asado hasta su inclusión en sofisticados platos dulces y salados, las aplicaciones de la castaña son muy diversas.

Hoy os traemos una combinación ideal en la que la castaña da un toque único a nuestra anguila: una deliciosa receta de guiso de anguila con castañas. Ideal para sorprender en comidas y cenas, especialmente apetecible para los frioleros meses de otoño.

Tiempo de preparación: 2h 30’ aproximadamente

INGREDIENTES

 

 

CÓMO PREPARAR EL GUISO DE ANGUILA CON CASTAÑAS

 

La elaboración de esta receta comienza el día de antes: las castañas deben dejarse en reposo toda la noche, por lo que empezaremos por lavarlas y pelarlas para luego sumergirlas en agua y dejarlas así hasta el día siguiente.

Para empezar efectivamente a hacer la receta, añadimos una fina capa de aceite en una cazuela y comenzamos sofriendo en ella la cebolla. Paralelamente, realizamos una cocción preliminar de los filetes de anguila en una olla baja. Una vez la cebolla esté dorada, en esta misma cazuela añadimos agua y sumergimos la angula previamente cocida. También agregaremos la canela y el clavo al gusto.

Una vez lo tenemos todo en la cazuela, añadimos sal al gusto y lo dejamos cocinarse a fuego lento durante aproximadamente dos horas, echándole un vistazo de vez en cuando para mantenerlo vigilado, y removiendo cuando sea necesario. Cuando falten 10 minutos para que esté listo, podemos comprobar su sabor y ponerlo a punto de sal si fuera necesario.

 

CONSEJOS PARA ESTA RECETA

 

  • Si no te gustan las castañas o no puedes conseguirlas, te recomendamos preparar esta receta con algún otro fruto seco. La almendra es nuestra apuesta alternativa favorita. 
  • Para un resultado más meloso, puedes añadir unas cucharadas de azúcar o incluso miel. 

Deje su comentario