Sándwich de anguila ahumada

Sándwich de anguila ahumada, rúcula y cottage

¿Sabías que puedes comer un buen sándwich sin dejar de cuidar tu salud y bienestar? En ocasiones, debido a la falta de tiempo que nos queda al día, puede resultar difícil alimentarse con recetas que sean sanas, con ingredientes de fácil acceso y rápidas de preparar. Por esta razón, hoy nos hemos decidido a traerte una preparación de sándwich de anguila ahumada, rúcula y queso cottage.

Recuerda que la anguila ahumada, además de ser un capricho para tu paladar,es también un pescado con numerosos beneficios para tu salud. Así que, ve camino a la cocina y prepara los siguientes ingredientes para preparar un delicioso plato preparado con Roset. ¡Allá vamos!

 

INGREDIENTES

  • 100 gr. de anguila desmigada Roset.
  • Panecillos de viena
  • 100 gr. de rúcula fresca
  • 50 gr. de queso cottage
  • ¼ de pepino holandés
  • Sal, aceite y pimienta

 

CÓMO PREPARAR EL SÁNDWICH DE ANGUILA AHUMADA

El paso a paso es muy sencillo. Corta los panecillos de viena por la mitad y colócalos a templar en el horno, precalentado a 180º, durante unos 5-7 min. Así conseguirás un toque crujiente en el pan. A continuación, lava y prepara la rúcula fresca y corta el pepino holandés en rodajas.

Retira los panecillos del horno y comienza a montar los sándwiches:

  • Primero una capa de queso cottage.
  • Después, dos rodajas de pepino holandés.
  • Un poco de rúcula al gusto. Añade un chorrito de aceite, sal y pimienta.
  • Por último, la anguila ahumada desmigada, lista para servir.

¡Tus sándwiches están listos! Prepara tantos como comensales tengas y no olvides compartir con nosotros tu experiencia en nuestras redes sociales 🙂

 

www.instagram.com/angulas_roset

www.facebook.com/angulasyanguilasroset/

 

CONSEJOS PARA ESTA RECETA

  • Es una receta muy versátil. Prueba a sustituir la rúcula y el pepino holandés por las verduras o acompañamientos que más te gusten.
  • ¿Tienes un poco más de tiempo? Una opción muy rica -y caliente- es cambiar la anguila ahumada por unos filetes de anguila fresca pasados por la plancha o con un golpe de horno. ¡Se nos hace la boca agua!

Deje su comentario