Chapadillo con cebolla y tomate

Chapadillo con cebolla y tomate

Tiempo de preparación: 4 horas

Este plato es una versión renovada y más crujiente del tradicional chapadillo con cebolla y tomate. Es recomendable empezar la preparación de este plato varias horas antes si queremos potenciar el sabor de la cebolla confitada. Nuestro chef Alexis Aliau en su restaurante Casa Paca en Riumar carameliza la cebolla durante ¡12 horas! pero te proponemos una versión simplificada a continuación.

Ingredientes

  • 200 gr de chapadillo Roset
  • Abundante cebolla blanca
  • Vinagre dulce (balsámico, de vino Cabernet Sauvignon, de manzana…)
  • Champiñones
  • Tomates
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva
  • Azúcar moreno
  • Ajo

Cómo confitar la cebolla

 

Empezamos cortando abundante cebolla en juliana muy fina (la cebolla se va a reducir). La colocamos en una cazuela antiadherente con un chorrito de aceite de oliva y cocinamos tapado durante varias horas a fuego muy bajo, removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue.

 

Cuando la cebolla esté transparente agregamos una o dos cucharadas de azúcar moreno y mezclamos bien. Cuando se haya consumido el azúcar, siempre a fuego muy bajo, agregamos un chorrito de vinagre dulce y removemos. Dejamos cocer un rato más hasta que haya ligado bien y el azúcar se caramelice. La cebolla estará a punto cuando tenga un color oscuro y se haya reducido. Reservamos.

 

En función de qué tan fuerte queramos la salsa agregaremos más o menos vinagre. Si lo prefieres con un toque más dulzón, puedes aumentar un poquito más de azúcar.

 

Cómo preparar el chapadillo con cebolla y tomate

 

Preparamos a continuación la salsa de tomate: cortamos un diente de ajo y cebolla blanca muy fina y los colocamos en una cazuela con aceite de oliva y rehogamos. Cuando la cebolla esté transparente agregamos el tomate cortado en dados (se puede sustituir también por tomate triturado) y rehogamos. Cuando el tomate empiece a deshacerse agregamos los champiñones cortados y agregamos sal y pimienta al gusto. Dejamos cocer hasta que la salsa tenga una textura espesa. Es importante no poner demasiada sal ya que el chapadillo es un pescado con un toque salado.

 

Mientras, cortamos en raciones individuales el chapadillo Roset y lo ponemos a la plancha sin sal ni aceite. El chapadillo es un pescado a la salazón graso, que se cocina en sus propios jugos y no requiere de aceite en su preparación. Dóralo por los dos lados hasta que quede crujiente.

 

Para el emplatado usaremos como base la cebolla caramelizada y la salsa de tomate encima. Coronaremos con el pescado y ¡ya tenemos listo para servir nuestro chapadillo con cebolla y tomate!

 

Consejos para esta receta

Aunque lo hemos mencionado anteriormente, es necesario recalcar que la cantidad de sal que echamos debe ser mínima o nula, ya que el chapadillo aporta un toque salado al plato.

Puedes reducir el tiempo de preparación de esta receta simplificando el proceso de reducción de la cebolla. Puedes encontrar varias recetas en Internet.

 

Deje su comentario