La pesca de la anguila

La pesca de la anguila

Uno de los animales más misteriosos cuya pesca es aún un tema por descubrir para muchos. ¿Quieres conocer más sobre la pesca de la anguila? Mira nuestro post de hoy en el blog.  

 

Por sus dimensiones y por la calidad de su carne la anguila es uno de los pescados más deseados en la pesca. Eso sí, el mejor tipo de pesca es la deportiva, ya que en esta modalidad los ejemplares son devueltos a su hábitat. Pero, ¿cómo lo hacen?

 

Pesca deportiva

 

Antes que nada, es importante saber que en España la pesca de este excelente pescado tiene limitaciones en función de cada comunidad autónoma. Además, la anguila es un pescado que se reproduce una única vez en la vida, lo cual le otorga un plus de protección respecto a otros peces. 

 

Hay distintas modalidades de pesca deportiva, y cada una de ellas tiene su sistema específico para desarrollarla óptimamente:

 

  • Correntina:

    Es la modalidad más popular también denominada pesca en corrientes. Se trata de un sedal proveído de anzuelo y sin lastre que se deja cuando hay corrientes desde una embarcación para pescar a los peces que nadan entre aguas. En este caso, el único sistema para desenganchar una anguila es el de recortar el hilo en la base del torniquete.

Por otra parte, el cebo que más se usa en estos casos es las lombrices de tierra y las tripas de pollo, aunque las anguilas comen de todo. Los pescadores profesionales recomiendan que si la anguila es grande se utilice como cebo el chaparrudo o Gobius paganellus vivo.

 

  • Pescado con caña de lanzado:

    Según muchos, este es el sistema que más hace disfrutar de los placeres de la pesca.

 

Tanto si hablamos de la pesca en agua salobres como en aguas dulces, en ambos casos nos conviene saber que la pesca será de más éxito si la caña es resistente, posee partes metálicas inoxidables y tiene un carrete fuerte e inoxidable.

 

  • Sistema de pesca “fila de lombrices”:
    Es un sistema conocido, sobretodo en aguas dulces, en el que se ha de colocar en el extremo del anzuelo y sin clavar, una bobina de lombrices. El pescador ha de elaborar primero una especie de collar con las lombrices atravesándolas con un hilo de seda y, cuando la anguila haya mordido el anzuelo, debe estar atento para sacar la anguila del agua, despacio y colocarla en un paraguas abierto y del revés lo más rápido posible.

 

Lo que tienen en común estas tres técnicas, es que siguen realizándose con sus diferencias internas pero todas de forma artesanal.

 

¿Aún no has probado esta delicia del Delta del Ebro? Puedes encontrar anguila Roset, en diversos formatos en nuestra tienda. ¡Escoge el que más se adapte a ti!

Deje su comentario