Mitos sobre la anguila

Mitos sobre la anguila

¿Quieres conocer los principales mitos sobre la anguila? La anguila es un animal extraordinario. Por sus características físicas, la singularidad de sus capacidades y su forma de vivir. Es una especie envuelta en un misterio y de secretos, que ni los más ávidos biólogos han sido capaces de descifrar.  Este enigmático ambiente en el que se desenvuelve da lugar a numerosos mitos sobre diferentes aspectos de la anguila y sus crías, las angulas.

A continuación, hemos recogido algunos de los mitos sobre la anguila más interesantes y extendidos en el mundo. Explicaremos con detalle aquellos que sí representan una realidad de la anguila, y desmentiremos todos los que no son ciertos, o se basan en creencias inciertas.

 

Principales mitos sobre la anguila

 

Las anguilas son rápidas

Mito. A pesar de lo que la forma de la anguila nos pueda hacer pensar, no es un animal que nade velozmente.  A pesar de ello, una de los rasgos más singulares de las anguilas es que son capaces de nadar y seguir nadando sin detenerse. Las hembras adultas, por ejemplo, pueden abastecerse de su grasa acumulada para cruzar océanos durante ¡más de seis meses sin descanso! De este modo, produce millones y millones de huevos durante el transcurso de su viaje.

Solo se consumen en Asia

Uno de los mitos sobre la anguila más extendidos. Lo cierto es que el consumo de la anguila está extendido a lo largo de todo el mundo. En algunas regiones (como Japón, China o Vietnam), este consumo es significativamente más elevado que en otras, aunque no menos importantes. En Europa la anguila forma parte de la alimentación en numerosos países, como os contábamos en este post sobre la anguila en el mundo.

En Suecia, por ejemplo, cuentan con una fiesta de la anguila propia, celebrada en los meses de otoño. Una tradición que se celebra desde hace siglos en la costa de Escania, en el sur del país. Aquí se prepara la anguila a la brasa, ahumada o en sopa. Por norma general, se acompaña de algún tipo de bebida alcohólica (como el vodka o la cerveza) para una mejor digestión.

La anguila cría solo una vez en la vida

¡La primera verdad! La anguila tiene un proceso reproductivo único en el mundo, extraordinario y todavía investigado. ¿Sabías que no se ha logrado documentar una desovación de anguila? Esto la convierte en una especie de ser mitológico. Sin ir más lejos, la anguila cruza largos océanos para desovar en el mar que las vio nacer, y mueren después, dando lugar al comienzo de un nuevo ciclo de vida.  Al menos, esto es lo que describen los expertos hasta la actualidad…

La anguila eléctrica es una especie de anguila

Otro de los principales mitos sobre la anguila. Aparentemente, todo parece apuntar a que es así: el nombre de la especie y especialmente la similitud que guarda la forma y el largo de su cuerpo. Sin embargo, es falso. La anguila eléctrica es un pez de la familia de los gimnótidos, también conocido como morena, temblón y pilaké, y puede medir hasta 2,5 metros de largo.

Es como cualquier otro pez migratorio: vive en el mar y desova en ríos

Mito. A pesar de que la anguila es efectivamente un pez migratorio, sigue un proceso de reproducción totalmente opuesto al de otros peces, como el salmón y el sábalo. La anguila es catádroma, lo cual significa que vive la etapa adulta en lagos, ríos y estuarios; y regresa al océano para desovar, a diferencia del resto de especies migratorias.

Es de los pocos animales que puede vivir en hábitats muy distintos

Verdadero. Es un rasgo verdaderamente especial, pues es la única especie de pez capaz de salir del agua (si es necesario) para alimentarse o cruzar de una laguna a un río a través de tramos de tierra. ¿Sabes cómo lo hacen? Utilizan como puente sus propios cuerpos mojados para nadar entre unos y otros. Además, cuando son sacados de su hábitat natural, el mar, suelen emplear todos sus esfuerzos en regresar a su punto de partida.

Hacen el recorrido más largo hecho por un animal

Verdad. Las migraciones de las anguilas adultas desde los ríos hasta el mar figuran, sin duda, entre los desplazamientos más largos realizados por cualquier animal del planeta, ya que cubren miles de kilómetros. A pesar de que el recorrido no está exento de numerosos obstáculos y peligros, las anguilas nadan un cuarto del planeta con el fin de criar allí donde nacieron, y morir después.

 

¿Conoces algún otro mito sobre las anguilas? Nos encantaría que nos lo contaras. ¡Si tienes cualquier consulta, no dudes en contactarnos y te atenderemos!

Deje su comentario